Consejos para una migración de software donde todos salen beneficiados.

1. Define el alcance y planifica
El factor más importante que debes tener en cuenta a la hora de elegir e implementar un software es el contexto particular de tu negocio ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Hacia dónde quieren llegar con el nuevo software?
Se sugiere que crees un roadmap que te ayuda a gestionar bien el tiempo y las actividades relacionadas con la implementación. Luego que establezcas un presupuesto realista.
Es prioritario que determines cuáles son los requisitos funcionales y técnicos que debe cumplir el software.
Finalmente puedes diseñar un programa con entregables específicos para cada paso de la implementación, desde la búsqueda y adquisición, hasta la instalación y monitoreo de desempeño.

2. Personalización y modelización de funciones
La modelización de tus procesos es un pilar fundamental que debes priorizar en estas instancias. El sistema debe poder adaptarse a las particularidades de tu negocio y no el negocio al sistema.
En algunos casos, puede que no sea necesario personalizar el software.

La implementación de una solución es una gran decisión y puede determinar una importante inversión de recursos de la compañía.
La administración tiene que mantener continuamente el ojo puesto sobre su funcionamiento y el programa de mantenimiento.
Durante las pruebas piloto, se debe evaluar la realización del valor del sistema frente al valor deseado de la empresa.

En un escenario ideal debes cubrir todos los casos de uso de tus procedimientos.

3. Optimiza los tiempos de Start Up
Una vez que identifiques una solución, un paso muy importante es la migración de datos, que proporciona una transición sin problemas y la utilización futura del software.

Implementar un sistema puede ser un gran cambio, especialmente si la compañía está probando el software por primera vez.
Identificar qué datos son necesarios para una transición exitosa es muy importante.
La mayoría del software te permite la entrada de datos, pero el cambio completo de datos puede ser una carga para el mismo.
Por lo tanto, solo los datos necesarios y más importantes deben transferirse al sistema, y debes tener mucho cuidado para garantizar que los datos se recuperen cuando sea necesario.

4. Establece un equipo interno para gestionar el proyecto de implementación
Es recomendable que establezcas un equipo interno de trabajo de al menos 5 personas o un referente por área (Key users) para que se puedan gestionar y supervisar la implementación de la solución.
En un escenario ideal este grupo deberá estar en constante interacción con todos los departamentos y su función principal durante el periodo de puesta en marcha será que puedan enfocar todo su esfuerzo en el proyecto.

5. Prevé el crecimiento de la plataforma
Una característica imprescindible de la solución es la de brindar la posibilidad de crecer junto a la plataforma.
Existen software enlatados sobre los cuales no podrás integrar nuevas funciones en el futuro; como si existen soluciones preplaneadas que te permitirán acompañar el crecimiento de tu negocio.
De esta manera podrás contemplar necesidades futuras que las áreas requieran, sin necesidad de cambiar sistemas obsoletos.
Escalar con nuevas funcionalidades es lo más natural en cualquier negocio. Para poder seguir el ritmo de los nuevos retos y darles cara, la flexibilidad es fundamental.

Una plataforma de gestión como IGGLOBAL está diseñada después de una cantidad significativa de investigación y de acuerdo con las necesidades del mercado en general.

IGGLOBAL permite la modelización de procesos y la escalabilidad continua para acompañar los desafíos del negocio.