La Gestión de Cobranzas tiene por principal objetivo transformar las Cuentas por Cobrar en activos líquidos lo más rápido posible. Todo proceso de Gestión de cobranzas debe ser medido y controlado, por ello es clave utilizar reportes en tiempo real mostrando la evolución de los principales indicadores de cobranza. Como resultado, a través de indicadores o KPI´s de cobranza, será posible ajustar la estrategia de cobranzas, ejecutando un plan de cobro y haciendo eficiente el trabajo del equipo de cobranzas.

No existen grandes secretos, pero la coordinación del proceso de la gestión de cobranzas se logra utilizando procesos, metodología y buenas prácticas para hacerla en forma eficiente. A través del módulo de CRM de IGGlobal Software de gestión, será posible: el registro de llamados a cliente, se puede seleccionar el comprobante para enviar el reclamo y factura por correo, consultar el histórico de la gestión, realizar una planificación para un próximo contacto y envíos automáticos de solicitudes de pago.

El proceso de Gestión de cobranzas incluye:

  • Gestión de documentos, facturas, Pagarés, Valores
  • Establecer y utilizar Políticas y Procesos de gestión de cobranza
  • Coordinar y utilizar Indicadores de gestión de cobranza
  • Medir la gestión de cobranza con Reportes de Cobranza
  • Utilizar un Proceso o workflow de Gestión de Cobranzas
  • Automatizar el proceso con un sistema de Gestión de cobranzas.

 

 

El proceso de cobranza está basado en la utilización de una adecuada política de cobranza. Es común utilizar  distintos canales (llamado telefónico, mail, sms, cartas, whatsApp y otros medios) para seguir el estado de sus facturas o créditos, la obligación de pago y ofrecerles opciones de normalización y pago integradas. El proceso de cobranza busca el equilibrio entre cobrar rápido y mantener la relación con el cliente.

Todos estos procesos pueden ser ejecutados, controlados y analizados a través del módulo de CRM (con integración desktop, online y mobile) de Software de Gestión IGGlobal.