El software ERP, como sistema de gestión empresarial, toma protagonismo una vez más. Muchas empresas se están apoyando en sus funcionalidades para no quedarse atrás en un momento donde potenciar las ventas y optimizar los procesos es un tema de supervivencia, y no tan sólo una moda que busca estar a la altura de las circunstancias.

El comercio electrónico es una ola que venía pisando fuerte, pero que se convirtió, para algunas empresas, en la única alternativa para seguir en carrera. El ERP integrado al E-Commerce, permite centralizar la información en una misma base de datos, pudiendo: mejorar procesos, automatizar acciones y brindar mejor accesibilidad a la información al equipo que integra (por su entorno web y mobile).

En un momento donde la economía se encuentra a la baja, es hora de ir por nuevos horizontes (o mejorar los que ya teníamos), ¡y ganar mercado! Es una premisa elemental en IGGlobal: optimizar nuestro tiempo gestionando el negocio esté donde esté.